Postboda en Londres

19 de octubre, 2017 - Bodas y Prebodas -

Postboda en Londres

 

Londres... Un escenario magnífico para que una joven pareja de recién casados como son Oti y Victor disfrutaran como enanos en su sesión postboda. Así que con toda la ilusión del mundo y junto a mi compi Sergio cuesta, que fue quien realmente me invitó a ésta Postboda en Londres, cogimos nuestros equipos y nuestros novietes y allí nos plantamos.


Nos recibió un tiempo meteorológico extraño, y digo extraño porque aunque estaba nublado, el sol era radiante cuando aparecía y aunque la temperatura bajaba por la noche, el sol durante el día picaba... y mucho. Sé por referencias que en ésa época del año por ésas latitudes, el tiempo es ya lluvioso y de ambiente otoñal. Así que... tuvimos suerte!


Pues nada... felices como perdices por el buen tiempo y con nuestra entrañable parejita vestida para la ocasión con sus ropajes nupciales comenzamos a patearnos la gran ciudad que es Londres. Ibamos con un recorrido preestablecido porque como casi todo en fotografía, la planificación y saber lo que se quiere hacer es fundamental. En cualquier sesión fotográfica nada se deja a la improvisación.


Pero... 


El ambiente luminoso de Londres provocado por la luz del sol tamizada por la nubes fue realmente de los pocos aspectos que nos fueron propicios. Nosotros que íbamos con fotografías en la cabeza en las que nuestros novios compartieran protagonismo con el Big Ben y otras localizaciones, tuvimos que cambiar el chip e intentar sacar lo mejor de nuestro oficio de fotógrafos ante los inconvenientes que una y otra vez se sucedían en las localizaciones más típicas y representativas de Londres.


Y me explico. Esa tarde-noche de sábado...


- Nos encontramos con aceras de paseo a lo largo del Támesis desde las cuales no nos permitieron hacer fotografías (aunque los miles de turistas paseantes no paraban de hacerlas con sus móviles). Un amable vigilante nos dijo que eran privadas. ¿Einnn? ¿Aceras privadas?... Pues así es.


- Lo mismo nos sucedió desde los aledaños de la Abadía de Westminster... más terreno privado desde el cual no se podía fotografiar.


- La plaza donde está situada el archiconocido Palacio de Buckingham se encontraba totalmente vallada y repletita de conos de tráfico en preparación al tradicional cambio de guardia que se celebraba el domingo siguiente.


- La gigantesta noria londinense "London Eye" se encontraba parada. ¡Y nosotros la queríamos girando en movimientooooooooo!. No llegamos a saber el porqué. De hecho, al día siguiente por la mañana funcionaba.


- Para no ser menos, la plaza de Trafalgar Square se encontraba vallada y cerrada por la instalación de lo que parecía un mercadillo.


¿Quedaría en Londres algún espacio sin vallas y sin prohibiciones para hacer algo de fotografía?.


Con buen humor ante las adversidades, seguimos cosechando inconvenientes...


- Cuando ya de noche llegamos a Piccadilly Circus, cuyos enormes letreros luminosos conforman una de las imágenes más emblemáticas de Londres... Pues eso... Parte de los luminosos retirados y los que había llenos de andamios.... ¡Toma yá!


- ¡El Big Ben! ¡El Big Ben! ¡A por él!.... ¿Alguien me dice como se encontraba?. A ver... echadle imaginación... Pues habéis acertado.... Toda la torre salvo la esfera del reloj cubierta de andamios... Y no sólo eso... Una gran parte del Parlamento también. Y si tenéis pensado ir a ver próximamente el conjunto Big Ben - Parlamento, os anuncio que va a estar así los próximos 2 - 3 años.

 

Pero no pasa nada

 

Pues no... no pasa nada. Para eso somos fotógrafos. Antes he comentado que los fotógrafos lo planificamos todo e intentamos no dejar nada al azar. Y tanto es así que incluso se planifica "el qué hacer" cuando surgen los inconvenientes. Y aquí surgieron muchos.


En realidad, para hacer fotografía tan sólo necesitamos luz.


Luz natural o aportada por nuestros flashes donde la necesitemos. Jugando con luz y con la ausencia de ella. Añadiendo a la luz disponible un poquito de imaginación, buscando encuadres atractivos y efectos de reflejos de cristales y fabricando efectos de movimiento conseguimos una sesión Postboda en Londres bastante digna.

 

En el metro... En lo que los londinenses llaman "the tube", con sonrisas de oreja a oreja, Oti y Victor causaron sensación en los estrechos túneles y los interiores de los vagones. No siempre vemos una pareja vestida de novios en el metro. Todo ello rodeados de la increible variedad multiétnica que ofrece Londres.

 

Novios en el metro

 

 Junto al "London Bridge". Las nubes se movían continuamente cambiando el cielo de aspecto. Antes de que nos echaran, pudimos hacer algunas fotografías desde varias perspectivas. Ya sabéis... Zona privada ¿?. Novios junto al London Bridge.

 

Novios junto al London Bridge

 

Novios junto al London Bridge

 

Paseando por la ciudad. Novios paseando por Londres. La verdad es que nuestros chicos causaron sensación entre los viandantes. ¡Tan guapos y tan jóvenes ellos! Las miradas eran contínuas y las caras de las personas con las que nos cruzábamos se clavaban en nuestra pareja de novios. Cada pocos metros siempre se oían voces dirigidas a ellos con el tradicional ¡Congratulations!

 

Novios paseando por Londres

 

Junto a la Catedral de San Pablo. Un amor único y una joven pareja de novios mirando al futuro.

 

Novios mirando al futuro

 

Novios al teléfono. Las típicas cabinas telefónicas no podían faltar. Afortunadamente, no estaban valladas... jajaja. ¡Cariño... Es tu madre, que si nos esperan a cenar! Sonrisa

 

Novios al teléfono

 

Hay muchas cosas en Londres... pero si están valladas siempre hay algo que es muy aprovechable y que abunda en las ciudades llenas de cristales. ¡Los reflejos!. Reflejos de novios.


Reflejos de Novios


Con la noche ya cayendo, tocaba comenzar a jugar con las luces que ofrecía el escenario. ¡A desenfocar lucecitas!. Novios y luces.

 

Luces y Novios

 

Con la cámara apoyada en la barandilla del puente y velocidades de obturación lentas pude recoger algo de la escasa iluminación del fondo de ésta escena. Lucecitas rojas al fondo y un Sky-line algo diferente por la presencia del río Támesis. Novios felices.

 

Novios felices

 

¡Piccadilly! Con la mitad de sus anuncios luminosos quitados y los que quedaban iluminados con andamios. ¡Anda que... Vaya suerte...


Pero bueno... como ya os he comentado, mientras exista algo de luz, tengamos una cámara y sepamos usarla es posible conseguir un buen resultado. Apostamos por quitar el protagonismo de los anuncios (normalmente serían uno de los puntos a destacar en éste lugar) y en cambio destacar el movimiento urbano de este núcleo emblemático de Londres. Las personas moviéndose siguiendo sus ajetreadas vidas y una pareja para la que tan sólo existe su amor. Amor en Piccadilly.

 

Amor en Piccadilly

 

Y por fin, con los pies que ya se nos iban solos, pues el recorrido por la ciudad fue absolutamente fascinante pero también muy cansado tras horas y horas de patear Londres, y tras comer algo, dimos por finalizada nuestra Postboda en Londres y emprendimos camino de vuelta al hotel. Por supuesto... en el metro.


El metro de Londres posee unas escaleras larguísimas y además ofrece unas condiciones lumínicas de contrastes de color que había que aprovechar... Así que yo que iba detrás de ellos, les adelanté en un plis-plas haciendo un quiebro por las escaleras que casi me mato, me coloqué delante, me agaché y ¡Click!. Un poco de luz de flash, una pareja de novios sonriente y éste es el resultado. Novios y color.

 Novios y color

 

Los que me seguís a menudo, a lo mejor habéis echado en falta alguna fotografía en blanco y negro porque sabéis que me encanta hacerlas. Esta vez deseché la opción. ¡Teníamos Londres lleno de luz que hacía que destacara el color! Cielos con azules profundos, rojos de autobuses y cabinas, tonalidades metálicas en el metro, luces lejanas de colores... Así que puesto que creo que cada momento y lugar tiene su fotografía, ésta vez no hay blanco y negro.


Y así fue... A pesar de los inconvenientes pudimos cambiar el chip convenientemente y desarrollar una sesión Postboda en la que disfrutamos como enanos y con un resultado estupendo.



Elegir fotografo de bodas

 

 

 Pulsa AQUI 

 

 

 

¿Qué opinas? Nos encantará que nos dejes tus comentarios.

 

Si necesitas fotógrafo para tu boda, puedes solicitarnos información desde Contactar

 

Si quieres saber cómo entendemos nosotros la fotografía de Bodas, visita nuestras Preguntas Frecuentes-FAQS

Últimas entradas

Categorías