Sesión de moda de Novias en Madrid

21 de mayo, 2017 - Bodas - Comentar -

Y seguimos con novias en Madrid.

 

Algo lógico teniendo en cuenta que la temporada de Bodas ha comenzado ya.

 

A partir de ahora, internet de llena de novias, novios, trajes, prebodas, postbodas, vestidos, ideas, escenarios, caritas de felicidad,  y Bodas propiamente dichas.

 

Nosotros tambien aportamos nuestro granito de arena....Aquí tenéis una muestra.

 

 

La sesión de novia con Alba.Sesión de novia

 

Aunque he titulado así éste post, no lo es tanto. Si hay algo que resulta importante plasmar en fotografía de novias es el maravilloso vestido que las novias portan al evento. Y ése vestido debe reflejar la total realidad en cuanto a detalles y color. Lo mismo sucede cuando un fabricante de vestidos de novia encarga al fotógrafo las imágenes de sus nuevas colecciones y catálogos. En éste caso, la novia ya no es la protagonista sino que lo es el vestido.

 

Pero cuando no estamos fotografiando el evento de la boda en sí, ni tampoco se trata de un encargo con fines comerciales, el fotógrafo puede optar por su libertad de llevar a cabo las tomas según su criterio o idea. Y aquí no se trataba de crear imágenes cargadas de romanticismo. No se trataba de una sesión Post-boda. En cuyo caso, habríamos planteado la sesión de otra manera. Queríamos crear imágenes en las que el entorno se fundiera con la modelo y con el vestido. y si debía haber un protagonista, que ésta fuera una suave luz dorada que lo envolviera todo.

 

Esto es lo que hicimos en ésta sesión. 

 

La primera fotografía es, quizá la que más se adapta a los cánones comerciales aunque no lo es del todo. El vestido aparece con su color original y la novia adopta poses más o menos de modelo. Se diferencia de la fotografía de catálogo de vestidos de novia en que al estar tomada en exteriores la luz está menos controlada que en estudio (no nos confundamos, en exteriores y con el equipo y tiempo adecuado pueden lograrse maravillas, pero hoy no era el caso) y ello se refleja en el detalle del vestido, que en interiores y con luces controladas en situación lateral habría sido muchísimo mayor.

 

¿Os habéis fijado que la mayoría de los vestidos que aparecen en los catálogos se hacen en interiores? Pues ahí tenéis el motivo de ello. 

 

Aquí decidimos hacer la sesión en exteriores con el fin de integrar a la modelo en escenarios mundanos, a sabiendas de que el vestido perdería protagonismo para otorgárselo por partes iguales a vestido, novia y escenario.

 

Y en el resto de fotografías quisimos ir un poco más allá y recoger no sólo lo anteriormente expuesto. También quisimos integrar el conjunto novia-vestido-escenario con un cuarto elemento fundamental para los fotógrafos: La luz.


Así que aquí, dimos un protagonismo especial a una bonita luz dorada de sol de invierno. No os engañéis...la sesión se hizo en Madrid a mediados de Enero y... Alba estaba helada (pobresica mía) debido a los escasos 4-5 grados ambientales. Por ello, el vestido ya no aparece como blanco, ni Alba tiene su color original, ni el escenario tampoco. Preferimos plasmar los ambientes de ésa bonita luz en fotografías que transmiten una sensación concreta. La sensación que yo veía y quería comunicar. Porque en definitiva, ésa es la función última de cualquier fotógrafo (o debería serlo). Captar y transmitir sensaciones. Y conseguimos una sensación cálida, lejos de las bajas temperaturas ambientales. 

 

Os dejo un par de muestras del trabajo de la sesión.

 

Novia posando  Vestido de novia

DavidFuentesFotografía

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 8 =

Últimas entradas

Categorías